Uncategorized

¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos de la moto?

cambiar los neumáticos de la moto

Estas señales indican que es el momento de cambiar los neumáticos de la moto

Una de las preocupaciones habituales en la moto, y en cualquier vehículo, es el momento de cambiar los neumáticos, y el no saber bien cuándo se debe realizar. ¿Te preocupa su estado actual? ¿No sabes si es el momento adecuado? Hay una serie de indicadores que te darán pistas sobre esto, como el desgaste excesivo, irregular o simplemente una avería. Está claro que las ruedas son imprescindibles para la conducción. Por eso, desde Unik, vamos a hablar de las señales que indican cuándo cambiar los neumáticos de la moto. 

En primer lugar, hablemos de los aspectos más generales. No hay una norma clara o infalible para saberlo, y dependerá del uso que le des a la moto, si la guardas en garaje, tu estilo de conducción… Lo que sí podemos decirte es que, como con los coches, el tipo de neumático hará que su fecha de recambio sea antes o después: si uno de buena calidad, podemos aguantar con él hasta alrededor de 40.000 km, mientras que uno de baja calidad podría necesitar un cambio a los 15.000. Ahora bien, ¿en qué debemos fijarnos para saber que es el momento?.

Desgaste del neumático

Parece una obviedad, pero si van perdiendo calidad y se desgastan, pierden adherencia, y piden un cambio. ¿Cómo sabremos esto? Debemos revisar el desgaste, tanto en la parte central como en los laterales. Echa un vistazo a los surcos de la rueda. ¿Siguen siendo visibles? ¿Apenas se perciben? Si ese es el caso, es el momento de cambiar los neumáticos de la moto. Recuerda que la profundidad mínima que deben tener los surcos es de 1,6mm, por lo que cuando bajes de esa cifra estarás entrando en el terreno de la pérdida de adherencia y mucho desgaste de la rueda.

Neumáticos deformados

Cuando aparques la moto, podrás ver si los neumáticos están deformados. Verás que se han aplanado en alguna zona y serán la señal de que debes cambiarlos. ¿Cómo ocurre esto? Puede ser por muchos motivos. Si lleva mucho tiempo aparcada en la misma posición, por ejemplo, si has hecho frenadas muy bruscas o maniobras que lleven el neumático a su límite. El peligro de conducir con un neumático deformado es, además de la obvia pérdida de la adherencia, que notaremos vibraciones muy molestas e incómodas, que pueden desconcentrarnos y resultar en un accidente.

Pinchazos

A día de hoy, existen neumáticos hechos a prueba de prácticamente todo, y son capaces de soportar pinchazos y golpes. Sin embargo, aunque estés usando uno de estos, lo recomendable siempre es que sea un profesional quien lo vea, y decida lo que hacer. Si el pinchazo no ha alcanzado la cámara, un parche será suficiente para seguir con él. Sin embargo, si la cámara se daña, es el momento de cambiar. No es algo habitual, pero tenemos que ser conscientes de que es algo que puede pasar en algún momento, incluso si estábamos estrenando ruedas nuevas.

Neumáticos cristalizados

Muchos sabréis que las ruedas, para tener esa flexibilidad y adherencia, reciben un tratamiento en el caucho, dándole esas características tan fiables. Si llevamos un largo, muy largo, periodo de tiempo sin usar la moto, o si los neumáticos sufren algún proceso químico, estos pueden cristalizarse, perdiendo mucho agarre y convirtiéndose en un peligro. Es fácil saber si ha ocurrido esto, tan solo presionando la goma con tu uña es suficiente. Si esta se hunde, no hay ningún problema, pero si mantiene rígida, esa rigidez se sentirá también durante la conducción, suponiendo un peligro para el conductor.

Estas son las principales causas por las que cambiar los neumáticos de la moto. Normalmente, suele ser el desgaste por el uso la causa más frecuente, pero es interesante conocer otras señales, de modo que estemos siempre conduciendo seguros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *